Talento genético y talento adquirido en fútbol

Como ya hablé en una anterior entrada sobre la diferencia entre el talento natural o genético y el talento adquirido, quisiera recordar ambas definiciones para refrescarlas:

Talento Adquirido: aquel que es entrenado y/o estudiado, por lo que el ser humano requiere de un trabajo previo para asumir una nueva capacidad no conocida antes.

Talento Natural o Genético: hacemos referencia al talento con el que el ser humano nace.

Después de recordar ambas definiciones la siguiente cuestión sería ¿Qué significa la palabra Talento?. La RAE lo define como “capacidad para hacer algo”, por lo que la definición de esta palabra en el contexto fútbol sería “capacidad para el desempeño de dicho deporte”.

Mi reflexión personal sobre la existencia del jugador o jugadora completo/a a base de talento genético es que no existe y como dije en una intervención anterior, el jugador con talento natural debe complementarse con el talento adquirido por trabajo, esfuerzo y/o sacrificio.

El fútbol es un deporte complejo que, como debemos saber, tiene contenidos físicos, técnicos, tácticos y psicológicos, son muy amplios en número y medibles muchos de ellos gracias a la incorporación del BigData.

A nivel técnico y psicológico, bajo mi criterio, sí podemos encontrarnos con jugadores/as que tengan talento genético en uno o varios aspectos y les hace ser diferentes al resto.

Para justificar mi afirmación pongo de ejemplo el jugador/a que destaca por su habilidad con balón, por el control de balón o por la capacidad de superar “obstáculos”. ¿Se puede mejorar ese talento genético del que hablo? Sí, pero un scout-analista en su tarea de detectar y captar talento debe conocer e interpretar cuándo el jugador/a tiene esa capacidad desde que nace (y posteriormente entrenada) o ha sido trabajada desde el inicio (no son abundantes).

Hasta ahora he hablado de dos aspectos pero ¿qué ocurre con los aspectos tácticos y físicos? Bajo mi punto de vista son contenidos entrenados y/o estudiados.

Los aspectos tácticos hacen referencia al entendimiento, interpretación y lectura del juego y éstos son aprendidos y asimilados desde su etapa de formación. No existe ser humano que nazca sabiendo una profesión y sí existen seres humanos con la capacidad de aprendizaje y/o asimilación más o menos rápida.

Como último aspecto, el físico, afirmo que son entrenados a lo largo de una trayectoria deportiva (nunca son adquiridos) y, por tanto, no es cuestión de genética. Para argumentar más todo esto podemos hacer referencia a la Biomecánica deportiva y a la aparición de las nuevas tecnologías que ayudan al rendimiento deportivo y evitan lesiones.

Por todo lo argumentado anteriormente es por lo que afirmo que no existe un jugador de fútbol profesional “hecho” a base de talento genético o sólo a base de talento adquirido y sí el jugador con la unión de ambos talentos.

Y por último, quisiera dejar una reflexión de la psicóloga Marta Bermejo Victoriano en un artículo publicado en la prensa nacional que decía, “Las habilidades no se heredan y sí lo hace la capacidad o aptitud que se requiere para que una persona desarrolle, con la práctica, esas habilidades”.